Facebook Twitter
plustg.com

Una Guía Para Principiantes Sobre Juguetes De Bondage

Publicado en Septiembre 21, 2023 por Duane Anaya

Para empezar, si su amante no le ha discutido los juegos de bondage, entonces quiere esa discusión primero. La esclavitud no es algo que puedas agarrar para mucho. Siéntese con su amante y hable sobre su interés para ver cuál es su reacción. ¿Tienes una buena reacción? Entonces aquí está lo que necesitas.

Venda en los ojos

Puede que usted mismo se alivie, así como a su pareja, comience con los elementos esenciales desnudos y cambiando en condiciones de restricción y privación sensorial. Comienza con los ojos vendados son formas de mejorar la emoción sin restringir el movimiento (todavía). Su "víctima" no sabrá cuál es su ubicación o qué cosas esperar a continuación. Un consumo de los ojos simples puede ser algo tan fácil como un pañuelo o algo de una calidad mayor como modelo de cuero. Lo mejor de las vendas con la condición definida es que no tienden a moverse durante las relaciones sexuales y, por lo tanto, no tiene la interrupción de experimentar para seguir poniéndola.

Restricciones

Otro nivel en el juego de esclavitud suele ser algún tipo de restricciones. Si ambos están muy trabajados para comenzar, podrán usar estas primeras opciones de los ojos vendados. Una vez más, puede ser simple con restricciones de brazo y piernas o puede, pero es algo un poco más resistente que va en el que permanecerá en el lugar. Estos negros y de alta calidad mejoran las muñecas y los tobillos para asegurarse de que su "víctima" indefensa no pueda moverse cuando se burla y se burla y disfrutas de él o él (sí, esto no es simplemente para uno u otro). Hacer uso de las restricciones junto con la venda de los ojos en un sentido de lo desconocido para el individuo que está siendo restringido. No simplemente son susceptibles a usted y lo que sea que tenga la intención de hacer, sin embargo, tampoco tienen idea de lo que haría a continuación porque tampoco pueden ver.

Látigos y paletas

Si está buscando algo aún más emocionante, es posible que desee ver los muchos látigos y paletas que existen. No solo esto causa que el individuo que está siendo azotado o remero es más sensible, sino que muchos hombres y mujeres encuentran esta experiencia dolorosa altamente erótica. Sin embargo, cuando estás comenzando, tómalo con calma. Requerirá tiempo para desarrollar una tolerancia para una serie de remar. Adhiérase primero a las áreas "más gruesas" (las nalgas generalmente) antes de mudarse a cualquier lugar más sensible (pezones y genitales).

Muebles y arneses

Muchos conocedores de bondage como un poco más divertidos de los que pueden proporcionar las vendas y restricciones "cotidianas". Los muebles que están hechos para elevar la vulnerabilidad de la "víctima" pueden aumentar la experiencia completa de la esclavitud. Muchas parejas descubren que las piezas que levantan y mantienen cuidadosamente el área genital allí acaban de terminar. También son buenas piezas para poseer porque puede usarlas para ayudar en cualquier diversión oral que esté teniendo lugar (para ambos sexos, por supuesto). Los arneses son otra forma de acelerar una sesión de juego de esclavitud. Ayudan a restringir aún más a la pareja y mantenerlos más centrados en la respuesta sexual, en lugar de otras cosas. Algunas personas prefieren tener arnés del techo para ayudar a que la pareja restringida cuelgue sin contacto hasta el fondo.

Collares

Muchas personas asocian la esclavitud con alguien que usa un collar como indicador que están a la voluntad del otro, pero esto no es necesario. Sin embargo, si se encuentra en medio de la esclavitud, podría ser bastante erótico ser conducido por su amante. Aquí está simplemente uno de los numerosos collares de aspecto sexy y funcional. El juego de bondage puede considerarse una forma inteligente de agregar especias a una relación, pero no debería ser algo que se ve obligado a alguien. Asegurarse de sentarse y también hablar con su pareja sexual (más allá del dormitorio es más beneficioso) observará qué tan lejos quiere llegar. Más lejos puede ser bastante, muy bueno.